SIBERIA (Territorio del Imperio Ruso):

Catalina II (1762-1796)


1 Kopek; 1763. Cobre

25,00 mm; 5,22 g.

Ceca: Nizhne-Suzunsky, Rusia (KA)


En anverso, monograma Е II coronado (Ekaterina II). En reverso, escudo coronado y flanqueado por dos sables.


Craig #3; Muy Bueno [VF-]



En un principio, el gobierno central mandó monedas acuñadas en Rusia para circular en Siberia. No obstante, esta práctica era muy onerosa para el Imperio Ruso.


Dado que Siberia tenía sus propias empresas que extraían oro y plata, Catalina II le encomendó a estas empresa mineras la acuñación de moneda autóctona (numerario utilizado para el cambio) con el excedente de cobre que se acumulaba como sobrantes del proceso de la fundición de plata. Esto era suficiente para iniciar la producción local. Pero tales monedas solo podían estar en circulación en Siberia, desde Tara hasta Kamchatka.


Además del monograma de Catalina II, en estas piezas se ven dos sables (especie de marta cibelina), cuyas pieles eran el principal recurso siberiano. Estas piezas se caracterizaban porque su liga metálica tenía restos de metales preciosos, asegurando una aleación cuprífera de excelente calidad. Sus cospeles son algo irregulares, presentando el borde con ondulaciones irregulares.


De este modo, desde 1763, Siberia tuvo su propia moneda independiente. Cuando las reservas locales de cobra, la acuñación de moneda fue transferida oficialmente a la ceca de Nizhne-Suzunsky. Finalmente, en 1781 se dejaron de acuñar para siempre las monedas siberianas.

Siberia - 1 Kopek (1763) - Territorio del Imperio Ruso - MUY ESCASA

$110.000,00

Ver formas de pago

Los tiempos de entrega pueden variar, y dependen estrictamente de Correo Argentino.

Calculá el costo de envío

SIBERIA (Territorio del Imperio Ruso):

Catalina II (1762-1796)


1 Kopek; 1763. Cobre

25,00 mm; 5,22 g.

Ceca: Nizhne-Suzunsky, Rusia (KA)


En anverso, monograma Е II coronado (Ekaterina II). En reverso, escudo coronado y flanqueado por dos sables.


Craig #3; Muy Bueno [VF-]



En un principio, el gobierno central mandó monedas acuñadas en Rusia para circular en Siberia. No obstante, esta práctica era muy onerosa para el Imperio Ruso.


Dado que Siberia tenía sus propias empresas que extraían oro y plata, Catalina II le encomendó a estas empresa mineras la acuñación de moneda autóctona (numerario utilizado para el cambio) con el excedente de cobre que se acumulaba como sobrantes del proceso de la fundición de plata. Esto era suficiente para iniciar la producción local. Pero tales monedas solo podían estar en circulación en Siberia, desde Tara hasta Kamchatka.


Además del monograma de Catalina II, en estas piezas se ven dos sables (especie de marta cibelina), cuyas pieles eran el principal recurso siberiano. Estas piezas se caracterizaban porque su liga metálica tenía restos de metales preciosos, asegurando una aleación cuprífera de excelente calidad. Sus cospeles son algo irregulares, presentando el borde con ondulaciones irregulares.


De este modo, desde 1763, Siberia tuvo su propia moneda independiente. Cuando las reservas locales de cobra, la acuñación de moneda fue transferida oficialmente a la ceca de Nizhne-Suzunsky. Finalmente, en 1781 se dejaron de acuñar para siempre las monedas siberianas.

Mi carrito